Cómo cultivar lechugas ecológicas


Cocina, Salud y Bienestar Comentarios desactivados

Cultivar lechuga ecológica es una delicia. Se puede cosechar cada vez que tenga un antojo de una ensalada fresca y crujiente, y las combinaciones de colores y sabores que se pueden disfrutar sólo están limitadas por tu imaginación.

Tipos de lechuga

Hay cinco tipos principales de lechuga:

Lechuga repollo ( Crisphead )
Generalmente estos son los tipos de lechugas más difíciles de cultivar, sobre todo debido a que requieren una larga temporada, fresco para madurar, y la mayoría de nosotros simplemente no tienen esas condiciones en sus jardines. Las variedades crisphead están listas para cosechar aproximadamente 95 días después de la siembra.

Romana
Las lechugas romanas, también requieren una temporada de frío bastante larga, 70 a 75 días hasta la cosecha. Los jardineros en las zonas con estaciones frías muy cortas deberían comenzar las semillas dentro. Sin embargo, las lechugas romanas tienen una clara ventaja sobre las lechugas crispheads en  que se pueden cosechar las hojas exteriores de la cabeza a medida que continúa creciendo en el jardín.

Mantecosa
La lechuga mantecosa más conocida es la Boston Bibb. Estas lechugas son conocidas por su textura muy suave (mantequilla). De cabezas sueltas, se pueden recolectar a los 55 a 75 días después de la siembra.

Batavia
Las lechugas batavias son probablemente la variedad menos conocida. Pueden ser sembradas y cosechadas, como lechugas de hojas sueltas. Las Batavias están listas para la recolección a los 55 a 60 días después de la siembra.

Hojas sueltas
Las lechugas de hojas sueltas son más fáciles de cultivar. Pueden ser fácilmente sembradas y cosechadas en unas pocas semanas como sabrosas lechugas baby. Las lechugas de hojas sueltas se cosechan cortando las hojas de la planta. Las hojas vuelven a salir, y, siempre y cuando se siembre semillas cada dos o tres semanas, le proporcionarán  lechugas para un montón de ensaladas.

Selección de un sitio para cultivar sus lechugas

Las lechugas son fáciles de cultivar, y más aún si se les da las condiciones que necesitan. Las lechugas requieren por lo menos 6 horas de sol al día. Si usted vive en un clima muy cálido, o si disfruta de veranos en los que las temperaturas alcanzan con frecuencia temperaturas altas, trate de colocar sus lechugas en un sitio que esté protegido de sol de la tarde. Esto puede mantener a raya la floración que se desencadena por un clima cálido.

Las lechugas también necesitan una buena tierra suelta y rica para crecer bien. La tierra enriquecida con compost o estiércol descompuesto es ideal. Los suelos con mucha materia orgánica retienen mejor la humedad, que es muy importante en el mantenimiento de estos vegetales de raíces poco profundas.

Si usted tiene un suelo pobre en su jardín, y quiere estar seguro de un cultivo de lechuga decente, considere sembrar las lechugas en un macetero. Cualquier recipiente o contenedor que tenga por lo menos diez centímetros de profundidad será suficiente.

La siembra

La lechuga se puede cultivar a partir de semillas, ya sea en interiores o directamente en el jardín. Usted también puede comprar los trasplantes en el vivero. Si es posible trate de comprar semillas ecológicas.

Para plantar semillas en el interior:

Las semillas de la lechuga se deben plantar ocho semanas antes de la fecha de la última helada. El suelo debe mantenerse frío, por debajo de los 30 grados centígrados. Asegúrese de darles mucha luz, ya sea colocándolas en una ventana soleada o bajo las luces. Pueden ser plantadas después de la fecha de la última helada.

Para plantar las semillas al aire libre:

La lechuga puede ser fácilmente sembrada en el jardín, siempre y cuando terminado las últimas heladas y el suelo esté bastante fresco. Las lechugas, por lo general, no van a germinar si la temperatura del suelo es de más de 34 grados. Basta con sembrar la semilla en hileras o bloques, siguiendo las instrucciones del paquete de semillas. Usted probablemente tendrá que diluir las plántulas que crezcan que se pueden utilizar en una ensalada. Para una cosecha continua, sembrar más semillas cada dos semanas durante la temporada.

Para hacer trasplantes:

Si usted compra las plantas, o han sembrado las suyas propias en el interior, se pueden plantar después de que el peligro de las heladas haya pasado. Para plantarlas, sólo tiene que cavar un hoyo tan profundo como el cepellón y el doble de ancho, coloque la planta en el hoyo con la corona de la planta a nivel del suelo y presione suavemente la tierra alrededor del cepellón. Regar para compactar el suelo y eliminar las bolsas de aire. En general, las lechugas deben tener una separación de 30 centímetros de distancia, y lechugas de hojas sueltas separadas a 15 centímetros de distancia.

Para que sus Lechugas crezcan

Agua

El factor más importante para tener éxito con las lechugas es cumplir con sus requerimientos de humedad. Debido a que las lechugas son de raíces superficiales y compuestas principalmente de agua (casi el 95% de agua, en realidad), no van a crecer si dejas que la tierra se seque. Las raíces de las lechugas residen en los primeros siete a diez centímetros de la tierra. Si metes el dedo en el suelo y los primeros dos centímetros están secos, necesita agua. Esto puede requerir regar varias veces por semana en un clima caliente y seco.

Fertilización

La fertilización es también importante. Si usted cultiva en un suelo lleno de materia orgánica, puede que no necesite fertilizar. Sin embargo, mantener sus lechugas con un fertilizante rico en nitrógeno, mantendrá sus plantas en óptimas condiciones y producirán con regularidad. La emulsión de pescado es un fertilizante orgánico  ideal para las lechugas. Aplicar la emulsión de pescado, la mitad de la dosis recomendada cada dos semanas. Lo mejor es aplicar la emulsión de pescado diluida directamente en el suelo. Se puede utilizar como una aplicación foliar también, pero asegúrese de lavar la lechuga muy muy bien antes de comerla.

Mantillo

Como con cualquier cosa en el jardín, las lechugas se benefician de una buena capa de mantillo. Instale una capa de cinco a siete centímetros de abono ecológico, como astillas de madera, paja, hojas o recortes de césped alrededor de la lechuga, asegurándose de dejar un pequeño espacio alrededor de la planta para evitar la putrefacción. Esta capa de mantillo ayudará a retener la humedad, mantener el suelo fresco y reducir la cantidad de escarda que tiene que hacer, y mantener la lechuga limpia mediante la prevención de las salpicaduras de tierra cuando las riegue.

Plagas

Las lechugas sufren pocas plagas y enfermedades. Las babosas son su principal enemigo, y para combatirlas se puede poner un plato de cerveza para atraparlas o se pueden rociar cáscaras de huevo trituradas alrededor de sus plantas. Las cáscaras afiladas hieren los vientres de las babosas cuando se deslizan a través de ellas, y las mata.

Los pulgones también pueden ser un problema. Si es así, trate de derribarlos con un chorro de agua de la manguera o intente un aerosol casero para deshacerse de ellos. Las orugas también puede ser un problema, y ​​la mejor manera de protegerse contra ellas es instalar un collar hecho de papel grueso o cartón alrededor de la base de las plántulas de lechuga recién plantadas.

10 consejos para hacer papas fritas perfectas


Cocina Comentarios desactivados

¿Te has desilusionado con una porción de papas fritas blanditas y sin sabor, o quemadas exteriormente y crudas por dentro? Aunque no o parezca incluso un plato tan sencillo como la papa frita tiene sus secretos.  Hoy te traemos  10 consejos para hacer papas fritas perfectas y que puedas disfrutar de las mas crocantes,  doradas y sabrosas como en los mejores restaurantes.

1. Papa dura
Lo primero es realizar la elección de una buena papa. Debemos desechar el uso de papas blandas, porque en el momento de la cocción liberan gran cantidad de agua y no la evaporan lo suficiente agua. El inconveniente que provoca el agua que acumulan es que no permiten que queden firmes y crocantes.

2. El tamaño de las papas fritas
El tamaño ideal para una papa frita es de entre 6 y 7 mm de ancho para asegurar una buena superficie de contacto con el aceite en la cocción.

3. Lavado de papa
Previo a la cocción de las papas, deben ser lavadas con agua fría para eliminar el exceso de almidón. Este exceso es responsable de que se adhieran unas a otras además de contribuir a que resulten papas bien crocantes.

4. Aceite usado
La cocción de las papas fritas llevará más tiempo si se realiza en aceite nuevo. Podría considerarse que el aceite filtrado que fue utilizado unas dos o tres veces resulta la mejor opción. Un aceite reutilizado en demasía (como pasa en muchos restaurantes) proporciona un gusto a quemado que tampoco resultará placentero a nuestro paladar.

5. Aceite en cantidad
Para hacer ricas papas fritas, se necesita una buena cantidad de aceite. Una cocción pareja está garantizada cuando las papas están completamente sumergidas. Así que tirá aceite en a la sartén sin miedo, lo podés volver a usar.

6. Como cocinarlas
Si se dispone de tiempo, darle una pre-cocción a las papas en agua hirviendo, freír durante unos minutos y congelar, antes de darles la cocción definitiva.

7.  Pasa en el freezer
Dado que en el freezer el agua que contiene la papa se transforma en hielo y destruye las estructuras celulares, deja un interior cremoso y un exterior que, sin excesos de líquido, queda con una mejor coloración al tomar contacto con el aceite.

8. Temperatura
Un aceite demasiado caliente, quemará las papas. La temperatura ideal es de entre 120°C y 150°C, para la primera cocción, y de 175°C para la segunda. Para saber la temperatura justa, se arroja un pedacito de pan a la sartén. Si se queda en el fondo está alrededor de los 150°C, si sube rápidamente, de los 175°C, si se tuesta es que la tempratura es demasiado alta.

9. Poco es mucho
Lo ideal es realizar la cocción en varias tandas. Mucha cantidad de papas fritas enfriarán el aceite quedandoblandas y pálidas.

10. La sal para las papas fritas
Las papas fritas deben ser saladas ni bien salen de la sartén. De esta forma se absorbe el excedente de aceite y ayuda a que queden muy crocantes. Si son saladas antes de la cocción, es muy probable que la papa se ablande.

Receta costillas de cerdo con salsa de arándanos


Cocina Comentarios desactivados

Al momento de preparar costillas cerdo intento cocinarlo entero entero, al horno y dándole algún toque especial. Lo prefiero de esa foma antes de hacer costillas de cerdo fritas, estofadas o algo por el estilo. Creo que estas costillas de cerdo con salsa de arándanos, puede cumplir perfectamente tanto esa función, como la de saciar al gourmet que también nos acompaña a los aficionados a la cocina.

Ingredientes costillar de cerdo con salsa de arándanos

1/2 costillar de cerdo carnoso y partido en 4 trozos, 6 cucharadas de mermelada de arándanos, 2 cucharadas de aceite, 4 cucharadas de agua, 1 cucharada de miel, una pizca de jengibre en polvo, una pizca de canela en polvo, sal y pimienta.

Cómo se hace el costillar de cerdo con salsa de arándanos

– Precalentamos el horno a 180º C.

– Mezclamos muy bien la mermelada de arándanos, el aceite, el agua, la miel, el jengibre y la canela. He utilizado un bote con tapa para poder agitar enérgicamente.

– Salpimentamos los trozos de costillar por ambos lados y los colocamos en una bandeja o fuente de horno.

– Metemos el costillar en el horno y lo horneamos, hasta que veamos que este bien hecho y tenga color

– Cada 15 minutos le damos la vuelta y lo pincelamos o regamos con la salsa de arándanos.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: De 60 a 75 minutos

Dificultad: Media

Degustación del costillar de cerdo con salsa de arándanos

El costillar de cerdo con salsa de arándanos se sirve muy caliente y como acompañamiento una refrescante ensalada, aliñada con una reducción de vinagre por ejemplo.

Filetes de atún con limón, tomate y cebolla


Cocina Comentarios desactivados

De todas las maneras que tenemos para preparar un buen filete de atún, hoy te proponemos una de ellas: filete de atún con limon, tomate y cebolla. Con un sabor espectacular, no te pierdas esta forma tan práctica de degustar un plato de primera. Además, no te robará mucho tiempo, ni tampoco mucho dinero.

Ingredientes para preparar filetes de atún con limón, tomate y cebolla

2 cdas de aceite de oliva
4 filetes de atún
1 tomate cortado en gajos
1 cebolla roja pequeña cortada en rodajas
2 cdas de jugo de limón fresco
Cuñas de limón para adornar(opcional)

Preparación de filetes de atún con limón, tomate y cebolla

En un sartén grande calienta 1 cda de aceite a fuego medio alto. Sazona los filetes con sal y pimienta y cocínalos en la sartén hasta que doren por ambos lados. De 3 a 5 minutos por cada lado. Pasa los filetes a un plato y reserva.

En un bol mediano mezcla los tomates, la cebolla, el jugo de limón y la cda restante de aceite. Salmpimienta.

Sirve cada filete acompañado con un poco de ensalada y un gajo de limón.

Sopa de pescado y mariscos


Cocina Comentarios desactivados

Realizar una buena sopa de pescado, no es difícil; depende en muy buena medida de los géneros que dispongamos para elaborarla. No por ello debemos utilizar género de primera clase para elaborar una sopa de pescado, sino que con las espinas y restos de pescados que hemos utilizado en otras preparaciones, combinadas con una guarnición aromática bien rehogada y un mojamiento adecuado con un buen fumet de pescado, nos será más que suficiente para lograr nuestro objetivo.

Ingredientes para Sopa de pescado y mariscos:

  • 300 gms. de Rape
  • 300 gms. de Gambas
  • 300 gms. de mejillones
  • una cebolla
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 1 bote de tomate frito
  • pimienta blanca
  • pimenton
  • coñac
  • caldo concentrado de pescado
  • fideos tipo fidegua
  • aceite
  • agua
  • sal

Preparacion de la Sopa de pescado y mariscos paso a paso:

  1. En una cacerola se pone el aceite, cuando este caliente se le hecha la cebolla y los ajos; cuando este pochado se le añade el pescado y el marisco se deja que se haga.
  2. Se pone la pimienta, el pimentón y el coñac; se flamea.
  3. A continuación se le pone los fideos se da unas vueltas para que tome un poco de color, se pone el tomate frito, y se le echa el agua el doble que los fideos y se pone el caldo concentrado cuando se han cocidos los fideos.
  4. Se aparta y se deja reposar unos minutos y listo para servir.

Recetas de Merluza en salsa verde


Cocina Comentarios desactivados

Esta receta de pescado ha sido uno de los platos más relevantes de la cocina tradicional vasca.  Con respecto a la técnica para cocinar Merluza en Salsa Verde hay dos formas básicas: Utilizando harina para espesar la salsa o trabajando la emulsión del aceite con los ajos para conseguir ligarla. Esta última, le da más sabor aunque es generosa en aceite y por tanto, en calorías.

También hay diversidad en cuanto a la utilización de ingredientes:  Sólo la merluza, con almejas, con kokotxas, añadiendo guisantes o espárragos.

Los ingredientes:

  • 800 gr de lomos de merluza
  • 200 gr de almejas
  • 200 gr de gambas peladas
  • 250 gr de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 50 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 cucharada de harina
  • 100 ml de agua o de caldo de pescado
  • 1 pastilla y media de caldo de pescado
  • 1 hoja de laurel
  • pimienta
  • 1 ramito de perejil

Merluza en salsa verde Preparación:

Se pone en el vaso el aceite la cebolla y el ajo y se trocea 6 segundos a velocidad 3 y medio.
A continuación se programa 5 minutos a temperatura 100º y velocidad 2.
Se bajan los residuos y se añade la harina, los líquidos, las pastillas de caldo y la pimienta y se tritura unos segundos a velocidad 6

Seguidamente se pone el pescado, el marisco y la hoja de laurel en el cestillo, o en el recipiente varona, y se programa 15 minutos, temperatura varoma y velocidad 4.
Cuando el pescado está hecho, se saca y se reserva, y se añade al vaso el perejil, se trocea unos segundos a velocidad 5, se rectifica de sal, y se sirve sobre el pescado

Preparación tradicional:

Se trocea la cebolla y el ajo y se hace un sofrito con el aceite. Cuando se ha sofrito se añade la harina,los líquidos, la pimienta y la pastilla de caldo, se fríe todo un poco y se tritura bien. Se vuelve a poner al fuero con la merluza y el marisco y se cuece a fuego medio durante unos 15 minutos, o hasta que el pescado está hecho, entonces se le añade el perejil muy picado y se sirve

Donde comprar té


Cocina Comentarios desactivados

Pues somos unos cuantos los que conocemos las tetería Shin Lin, pero para los que no, es una tetería taiwanesa que está en barcelona, en la C/ Girona, 119 está el supermercado Tokyo ya, especialista en productos japoneses.

Esta casa de té es muy concurrida y la hallaremos decorada con el clásico estilo oriental. Biombos y música relajante, perfecta para tomarte un té o uno de los batidos que, a pesar de los ingredientes a veces un tanto extraños para el gusto occidental, tienen sabores deliciosos.

Además hay juegos de mesa para quienes buscan distracción y relax mientras os tomáis un delicioso té.

Por último, comentaros que podéis comprar el té para prepararlo en vuestra casa a 90 céntimos la bolsa, con la que tendréis té hasta hartaros. Yo compré el otro día uno de coco que ahora mismo estoy tomándome, preparado en leche en vez de con agua, y está buenísimo.

Entradas RSS Comentarios RSS Acceder