Las mujeres son las principales protagonistas de las sesiones de depilación láser, ya que su asistencia a los centros o clínicas de depilación láser es mayor que la de los hombres. El método de depilación láser ha resultado óptimo para las mujeres que lo han utilizado quedando libres del vello indeseado en su cuerpo.
Luego de un período de tiempo razonable las mujeres que utilizan este sistema de tratamiento láser depilatorio podrán deshacerse de todo el vello en forma rápida, segura, cómoda y en forma prácticamente indolora. Los tratamientos de depilación láser pueden realizar con tan solo un tipo de láser en todas las sesiones, o combinando diversos tipos de láser dependiendo de las características personales como son la cantidad de vello, el color de la piel, el grosor y color del vello, etc.

Las zonas más solicitadas por la mujeres para realizar la depilación láser son:

– Axilas

– Ingles brasileñas: La depilación láser se realiza hacia los labios mayores, dejando tan solo una línea recta de vello a los dos lados de estos.

– Ingles bikini: La depilación láser en esta zona se ajusta a la línea del bikini que discurre a través de la ingle.

– Brazos y manos, incluyendo los dedos

– Zonas hormonales: del ombligo al pubis, areolas del pezón, línea alba y zona lumbar

– Zona facial: barbilla, labio superior, nuca, entrecejo y zona detrás de las orejas hacia la nuca

– Piernas: Se pueden dividir en medias piernas (desde la rodilla hasta el pie o el muslo), y piernas completas (desde el muslo hasta el pie).

– Zonas íntimas: zona púbica, glúteos, periné anterior o periné posterior

Además, la depilación láser elimina o disminyue los problemas de hirsutismo como así también el exceso de vello corporal. Mejora los casos de vello encarnado y el enquistamiento del folículo.

Es importante consultar a nuestro médico dermatólogo y nos indique todas las pautas que debemos seguir durante todo el tratamiento de la depilación láser y precauciones para lograr unos resultados óptimos de acuerdo a nuestro tipo de piel, ya que no tenerlo en cuenta puede provocar que los efectos no sean los esperados por el paciente y por el profesional.

Etiquetas: , , ,