Las acciones de empresas financieras han sido una de las opciones predilectas de los inversionistas durante el repunte del mercado bursátil, dice The Wall Street Journal.

Pero esto podría cambiar si las tasas de interés empiezan a subir en EE.UU el año entrante como se espera. Desde marzo, las firmas financieras que forman parte del índice Standard & Poor’s 500 han subido 136%, más del doble de la ganancia de 63% registrada por el indicador bursátil de la Bolsa de Valores de Nueva York.

Entre los gigantes bancarios, la regla parece ser mientras más alicaído, mejor, comenta el Journal. Entre el 9 de marzo y el viernes pasado, las acciones del Bank of America y la del Citigroup, subieron un 313% y 287% respectivamente. La clave estuvo en el dinero barato debido a las bajas tasas de interés de casi 0% de la Reserva Federal.

Cuando la economía estadounidense empieza a mejorar, los inversionistas están divididos sobre cuándo la Reserva Federal elevará las tasas y cuál será el efecto sobre los bancos, señala el reporte del Journal.

No hay etiquetas para esta entrada.