Richard Hughes, baterista de Keane, acompañará este viernes a Amnistía Internacional a visitar a un prisionero condenado a muerte en el estado norteamericano de Georgia.
Hughes dijo que el caso del interno Troy Davis es una “ilustración terrorífica” de por qué la pena de muerte debería ser prohibida.
Davis fue condenado en 1991 por matar a un policía en Savannah, Georgia, a pesar de que las autoridades no encontraron el arma homicida ni ninguna evidencia física del crimen sobre el cuerto de Davis. Siete de los nueve testigos cambiaron sus testimonios iniciales contra él.
“Voy a viajar a Georgia con Amnistía Internacional para encontrarme con este hombre y su familia, para mostrarles mi apoyo y tratar de echar un poco de luz en este caso y los terribles efectos de continuar ejecutando gente en nombre de la justicia”, indicó Hughes.

Etiquetas: , , , ,