Una cena distinta o un agasajo a invitados, es ocasión para preparar un plato que se luzca no solo por su sabor para homenajear a los invitados y de ser un buen anfitrión.
Nuestros platos pueden lucirse mas si utilizando simples técnicas de decoración, porque como ya sabemos, las comidas se disfrutan primero por la vista y luego por la boca.

Tomates valona:
Debemos cortar un tomate redondo en zigzag con un cuchillo pequeño y bien afilado, penetrando hasta su corazón. Obtenemos así dos mitades cortadas, pero en lugar de hacerlo de forma tradicional, los bordes del tomate serán irregulares de forma puntiaguda. Luego, podremos vaciar con una cuchara las dos mitades y rellenarlas con Jardinera con mayonesa, arvejas o pepinos en daditos.

Champiñones estriados:
Utilizando champiñones muy blancos y de tamaño uniforme debemos cortar la cabeza del champiñón con un cuchillo de pelar pequeño y puntiagudo, en tiras que irán desde el centro hacia los bordes, algo similar a dibujar un asterisco pero con mas cantidad de puntas. Todos los cortes deben tener intervalos regulares, y cada uno de ellos arrancará una fina lámina de carne. Finalmente, quitamos el tallo. Para evitar la pérdida de color, se hervirá en agua con unas gotas de jugo de limón durante tres minutos aproximadamente.

Crisantemos de cebolla:
Pelamos una cebolla pequeña y con un cuchillo muy afilado, cortamos como si fuéramos a dividirla en dos mitades, pero en lugar de cortar hasta el final, lo haremos hasta el centro de la base, de modo que no se separen ambas mitades. Continuamos haciendo varios cortes mas de igual manera, y con suavidad abriremos la cebolla para que se formen pétalos. Por último, los sumergimos en agua helada durante una hora, para que de esta manera los pétalos se abran.

Rosas de rabanitos:
Quitamos el tallo y cortamos una rodaja de la base de forma que el rabanito pueda quedarse de pie. Luego, comenzamos a cortar una fila de festones alrededor del rabanito. Esto es, cortando como si fuéramos a hacer un cubo (cuatro cortes, como haciendo un cuadrilátero) pero sin que el corte se desprenda, manteniéndose unidos por la base. Continuar de igual manera haciendo filas de festones hasta arriba. Luego, los sumergimos en agua helada durante una hora y se abrirán como una rosa.

Serpentinas de rabanito:
Tomamos un rabanito y le hacemos cortes muy seguidos a lo largo, con la misma tecnica de cortar sin llegar a la base para que no se desprendan. Luego, abriremos con cuidado y tendremos rabanitos con forma de serpentina o resorte.

Guarniciones para Sopas:
Cortamos pequeñas rodajas (cintas Julianas) de zanahorias, acelgas o nabos, las hervimos un poco y añadimos luego a la sopa, inmediatamente antes de servirla.

Etiquetas: , ,