La composicion de una fotografiaEn nuestro mundo moderno de cámaras automáticas, que enfocan por nosotros y ajustan la exposición de la forma más apropiada (la mayoría del tiempo), la diferencia más grande entre una fotografía buena y una mediocre es la composición.

En cada foto que hacemos, podemos decidir dónde colocar los bordes de la misma, esto se llama recorte. También podemos elegir el punto de vista. Si estamos tomando fotos de gente o de objetos en movimiento, a menudo, también tenemos la oportunidad de ajustarlas a las formas que deseemos.

Utilizo la palabra “formas” deliberadamente ya que de eso se trata la buena fotografía, crear formas y texturas que agraden.

Si está tirando fotos de paisajes o de otros objetos inamovibles, debe componer la imagen moviéndose usted y decidiendo dónde colocar los puntos de interés de su foto.

Hay varias reglas de composición para ayudarse (yo prefiero pensar en ellas como guías prácticas). Estas reglas le ayudarán a componer agradables imágenes, sin embargo, a menudo encontrará que una imagen realmente llamativa mostrará una descarada indiferencia hacia las reglas. Una vez sea consciente de las reglas usted puede romperlas tantas veces como quiera pero, por lo menos, sepa que las está rompiendo y por qué.

Regla de tercios
Son los fotógrafos de paisajes los que prefieren esta regla, pero funciona para muchos tipos de temas. La regla de tercios simplemente dice que, en vez de colocar el interés en el centro, algo que se hace aburrido, intente posicionarlo en una intersección de los tercios. Es decir, un tercio arriba y uno dentro o dos tercios arriba y uno dentro, etc.

Utilizar diagonales
Fijar el sujeto en cuestión en diagonal se hace casi siempre para dar una imagen más dinámica. Incluso si es una diagonal invisible que el ojo dibuja entre dos puntos. Muévase alrededor del objeto y busque la diagonal.

No hay etiquetas para esta entrada.