Nacidos para hacer frente a la avalancha tablet que ya está cambiando el paradigma informático (y contra la cual poco pudieron hacer los netbooks), los ultrabooks han encontrado una buena acogida al ofrecer la mejor combinación posible entre portabilidad y productividad. Pero aún nos queda mucho por ver.

Aunque hasta ahora estos equipos de buenas prestaciones y aceptable autonomía no dejan de ser otra cosa que simples laptops ultrafinos de bajo consumo, Paul Otellini, CEO de Intel, indicó durante la sesión de preguntas y respuestas ofrecida tras comunicar los resultados trimestrales de su compañía que se avecina una auténtica avalancha de ultrabooks con pantalla táctil. Más de 40 modelos, para ser exactos, todos ellos basados en Windows 8.

Según se desprende de las palabras de Otellini, los equipos como el Acer Aspire S7 serán solo la punta de lanza de un auténtico carnaval de novedades, entre las cuales también destacará la presencia de algo así como “una docena” de equipos convertibles a lo ASUS Taichi. En total son más de 140 los ultrabook Ivy Bridge en el horizonte, y Otellini se muestra “muy seguro de que veremos sistemas de 699 dólares” hacia finales del tercer trimestre.

Etiquetas: