Las cifras del estudio revelan que los desarrolladores de malware esconden cada vez mejor sus creaciones a los software antivirus. Resulta que el 60% de los elementos maliciosos lograron burlar la seguridad de productos.

“Los criminales cibernéticos evolucionan constantemente el malware y las técnicas de ataque con el fin de evadir la seguridad y sacar el mayor provecho de sus objetivos”, explicó Rob Krauss, director de SERT.

El informe también muestra que marcas como Better Business Bureau y empresas de mensajería como UPS siguen siendo las más utilizadas por los cibercriminales para ocultar sus campañas maliciosas.

Como siempre, la mayoría de piezas de malware se distribuyen en masa (92%), el resto se utilizan en ataques inteligentemente planeados dirigidos a organizaciones específicas.

Los objetivos de las amenazas descritas en el informe Solutionary no son sólo de usuarios regulares o pequeñas empresas, sino también de agencias gubernamentales y empresas. Desafortunadamente, como destaca Krauss, muchas organizaciones siguen sin poder defenderse de los ataques más sofisticados.

Etiquetas: , , , , , , ,