Luego de nueve años de intensos debates políticos se autorizó la construcción de un parque eólico situado en alta mar que tendrá 130 turbinas  situandose en la costa atlántica norteamericana.

El Secretario de Interior norteamericano Kevin Salazar a viajado hasta Cabo Cod, Massachusetts, para anunciar la instalación de este parque aerogenerador, una iniciativa que ha contado con la fuerte oposición de influyentes ciudadanos, como la familia Kennedy o Mitt Romney, ex-gobernador de dicho estado.

El proyecto se basa en una inversión de aproximadamente 900 millones de dólares para la instalación en alta mar 130 turbinas que sean capaces de generar al menos 450 megavatios. El lugar elegido para el emplazamiento se sitúa al sur de la península que rodea Cabo Cod, y entre las islas de Nantucket y Martha´s Vinayard.

Este tipo de parques, común en países del norte de Europa, evita algunos de los problemas que en ocasiones causan tierra adentro con relación a las aves o el perjuicio paisajístico. El proyecto puede ser el primero de una floreciente industria de generación de energías renovables en Estados Unidos y puede suponer un aliciente para la inversión en nuevas fuentes de recursos renovables.

Etiquetas: ,