Dentro de una dieta para adelgazar, encontramos un aliado perfecto para nuestros propósitos, el milenario té verde.

El té verde, es tan solo una de las tantas variedades de té que los chinos descubrieron y consumieron como bebida medicinal desde hace más de 2600 años antes de Cristo. Recientemente, los occidentales descubrieron los beneficios de la ingesta diaria de esta variedad de té, gracias a las investigaciones realizadas en la Universidad de Kansas sobre la Camellia sinensis, planta original del té verde, por su fama adquirida de efectivo antioxidante y un excelente aliado para prevenir el cáncer y las enfermedades coronarias.

En la elaboración del té, y a diferencia con el té negro, a esta planta no se la somete a los efectos de la fermentación, las hojas frescas se cosechan, compactan y trituran, logrando de esta manera mantener intactas las propiedades de una compleja molécula conocida como polifenoles, y estos son los principales causantes de los beneficios para la salud cuando se consume el té verde.

Casi sin contraindicaciones, salvo en mujeres embarazadas y niños pequeños, el té verde aumentó su consumo debido a sus propiedades adelgazantes, ya que posibilita el mayor consumo de calorías y aumenta la eliminación de grasas consumidas con la alimentación.

Los polifenoles tipo EGCG contenidos en el té verde, conocido antioxidante, superan dos veces a la misma cantidad que tendría un vaso de vino tinto, con una capacidad antioxidante ampliamente superior a la misma vitamina E.

Saber preparar el té verde, también es parte importante de los beneficios que éste nos brinda, ya que la infusión, para que pueda conservar intactas su propiedades y potenciar su agradable aroma, debe de hacerse con agua caliente sin hervir, con una temperatura ideal de 75 grados centígrados y las hebras de té, no deben de permanecer más de 3 minutos en contacto con el agua. Si se desea tomar el té más caliente, se aconseja calentar previamente la tetera con agua hirviendo, descartarla y colocar allí el té ya listo para beber.

Etiquetas: