Como quitarme los granos de la cara


Salud y Bienestar Comentarios desactivados
El acné es una es un padecimiento que proviene de distintas causas. Su caracterítica identificatoria es la erupción de la piel localizada en cara, pecho y espalda, debido a la obstrucción del folículo piloso (el sitio de origen de los pelos), acumulación de sebo (grasa que lubrica la piel, producida en el folículo) y proliferación de bacterias. Estas anomalías producen una gran inflamación local.Por otra parte, existe una gran influencias de las hormonas masculinas o andrógenos.
Aunque no existe una terapia perfecta, los tratamientos que pueden aplicarse son variados e incluyen medicamentos orientados a reducir la cantidad de sebo, destruir las bacterias, reducir las lesiones y disminuir los niveles de andrógenos, y también procedimientos quirúrgicos (para lograr la desaparición de las cicatrices residuales en los casos más severos).Tratamiento y medidas generales:

Mas allá de la causa que provoque el acné, la primera norma a tener en cuenta es la de la higiene. Unas buenas medidas de higiene pueden favorecer la disminución del acné.
Evitar el exceso de manipulación de la piel para intentar extraer el barrillo. Cualquier presión que hagas a su alrededor provoca la rotura del folículo sebáceo, que está lleno de microorganismos, y disemina la infección por la zona. Y esta infección provoca pústulas que normalmente dejan cicatrices permanentes.

Limpiar dos veces al día la piel de la cara y la espalda o la zona afectada. Lo más indicado es el agua y el jabón (preferiblemente “syndet” o pan dermatológico antiseborreico) y secarse completamente después de haber aclarado la zona.

Reducir la ingestión de determinados alimentos, especialmente los que tienden a provocar reacciones cutáneas en personas jóvenes. Entre estos alimentos están las fresas y el chocolate, pero no está demostrado que los hábitos alimentarios sean responsables directos de las lesiones acneicas.

Prescindir sistemáticamente de los productos cosméticos que no hayan sido formulados con la indicación específica “indicado para pieles acneicas o seborreicas”. Y es que determinados componentes grasos son capaces de favorecer la aparición de barrillo.

Reducir, por norma, el uso de cosméticos “normales”.Las personas que tienen acné, y sobre todo si son jóvenes, tienen que asumir esta realidad, y saber esperar el tiempo necesario para apreciar la mejora.

La complejidad del proceso acneico y el papel decisivo que tienen los cambios hormonales durante la pubertad, hacen que todos los tratamientos -desde los más sencillos hasta los más agresivos- que prescribe el dermatólogo sólo permitAn detectar mejoras importantes después de muchos meses de curas.
Las personas que tienen acné, y sobre todo si son jóvenes, tienen que asumir esta realidad, y saber esperar el tiempo necesario para apreciar la mejora. A lo mejor no es un consuelo, pero relaja comprobar que todos tus amigos, en un determinado momento, pasarán por la experiencia con más o menos intensidad.

A veces, cuando se inicia un tratamiento, en vez de mejorar, se empeora temporalmente. Esta situación provoca las ganas de dejarlo estar, pero éste es el gran error: hay que tener constancia y no perder la fe en el tratamiento.

Una exposición prolongada durante horas o repetida en días sucesivos tiene el peligro de que la superficie de la piel engorde por el hecho de acumular queratinas, y que éstas bloqueen los folículos sebáceos y agraven el proceso del acné.

Como lucir radiante a travez de un buen baño


Moda y Belleza Comentarios desactivados

Tomar un buen baño, es prepararlo con mimo y buena disposición, todo un ritual para poder disfrutarlo a pleno rendimiento. No solo sirve como un medio de limpieza e higiene personal, también sirve para relajarnos, para pensar, para cantar, en fin para disfrutarlo.

Dentro del agua se diluyen, además de los problemas, maravillosas esencias y preparados que nos sitúan directamente en el limbo; el baño nos sumerge en cuestión de segundos en un pequeño oasis de placer.
Lo primero que tenemos que hacer, es prepararlo con mimo y buena disposición, todo un ritual que hay que conocer para poder disfrutarlo a pleno rendimiento.
El agua es un lujo que no se debe desperdiciar y una bañera puede contener entre 80 y 90 litros del preciado líquido, en contra de los 20 ó 30 que se consumen en una ducha normal.
Ante todo, hay que tomárselo con mucha calma, no perder los nervios es fundamental para conservar la salud física y mental; los psicólogos recomiendan sacar partido y buscar tiempos muertos para realizar paradas de pensamiento o, simplemente, no hacer nada.
El baño se puede enriquecer con exquisitos aditivos según nuestros gustos. Se puede entregarse a los elixires cosméticos diseñados para convertir nuestra bañera en el colmo del lujo y glamour. Todos los buenos perfumes disponen de una línea de baño que prolonga su aroma con el correspondiente gel, sales, aceites esenciales para el cuerpo, body milk, crema y polvos de talco perfumados para después del baño.
Un baño de agua caliente, templada o fría puede surtir efecto por sí solo, pero eso no es nada comparado con las posibilidades que se nos ofrecen.
Reserva veinte minutos para disfrutar plenamente de los placeres y las propiedades curativas del baño. Al salir del agua y sobre el cuerpo perfectamente seco, es el momento ideal para aplicar una crema o leche hidratante perfumada. Lo más adecuado es continuar con el ritual completo a través de los productos de la línea de baño.
El broche final corre a cargo de los polvos perfumados para el cuerpo, una nube de sensualidad que debe extenderse de forma abundante sobre la piel mediante una gran borla de cisne. Nada mejor para llegar a buen término que una sesión de limpieza, belleza y placeres perfumados; respira hondo y déjate embriagar por el dulce hechizo de las fragancias que capturarán tu olfato y harán vibrar todo tu cuerpo.
La aromaterapia constituye, desde el antiguo Egipto, una ciencia que estudia las propiedades curativas de los aromas y su impacto sobre el sistema nervioso y el cerebro. Además, el poder de las esencias actúa como una medicina olfativa que ejerce distintos niveles de activación sobre determinados órganos.
Para sentir sus efectos, hay que ser un verdadero experto en el arte de los aceites esenciales y un sabio conocedor de las hierbas aromáticas.

Realiza todo un ritual de limpieza

Para disfrutar de manera plena este gran momento del día, nada mejor que dedicarle tiempo de vez en cuando tomando en cuenta una serie de recomendaciones que a continuación se te mencionan.
Si  pudiéramos colgar del cuarto de baño el cartel de ocupado como en los hoteles y tener la absoluta seguridad de que nada ni nadie nos va a molestar, sería perfecto.
Pero a veces, no todo resulta tan idílico y por eso, es mejor tomar una serie de precauciones a fin de que nuestro baño no se convierta en una suma de despropósitos. Desconectarte de todo, renunciar al teléfono fijo y celular, al timbre de la puerta, aislarnos del mundo exterior. Primero una ducha, los japoneses así lo hacen, como una medida higiénica que limpia la piel y favorece la penetración de los activos disueltos en el agua del baño.
Poner la mente en blanco, tomarlo como un momento único de paz que invita al descanso total del cuerpo y de la mente; respirar profundo, meditar, pensar positivamente, el relax total.
Utilizar la temperatura ideal, crear un clima confortable en el cuarto, que no este ni muy frío, ni muy caliente, evitar las corrientes de aire.
No es obligatorio, pero el escuchar música ayuda mucho, claro, que sea algo que esté en sintonía con el baño que pretendemos tomar.
Si vas a utilizar aceites esenciales, nada mejor que una perfecta disolución, es por eso recomendable batir el agua con las manos para conseguirla con los ingredientes que vayas a utilizar.
Dentro de la bañera, la lectura no es recomendable en ningún caso porque suele abstraernos de la actividad que estamos realizando y nos impide participar plenamente de todas sus ventajas.

Sidroterapia para conseguir una piel mejor


General, Moda y Belleza Comentarios desactivados

manzana-sidra.jpg

Que si chocolaterapia, vinoterapia, cafeterapia… parece que muchas de las cosas que se beben o se comen también son buenas para nuestra piel, pero aplicadas por fuera. Es el caso de la sidroterapia, que hemos conocido gracias a Delgado en Vitónica.

Lo primero es aclarar que esto no consiste en ir bebiendo culines por Asturias, sino en aunar las propiedades de la manzana y de la sidra y aplicar ambas en diferentes tratamientos de relajación, masajes y spa.

Propiedades depurativas, regeneradoras, desintoxicantes, hidratantes y relajantes, ahí es nada, y todo gracias a los polifenoles, una sustancia que proporciona a nuestra piel elasticidad e hidratación y que combate los radicales libres. También está presente en el vino y en los arándanos, por ejemplo.

Lee el resto de esta entrada »

Errores de belleza, sin remedio…


General, Moda y Belleza Comentarios desactivados

El otro día estuve navegando por la world wide web y me encontré con un listado de errores que, en teoría, todas las mujeres hemos cometido, o cometeremos, antes de los 30. Creo que este tope de edad es ampliable, incluso, pero como punto de partida, es válido.

Entre estos errores, comunes para todas, estaban varios que nos hacen perder el equilibro arrebatador de nuestra belleza, por eso quiero preguntaros por vuestros errores. Yo creo que hago casi pleno, así que paso a detallarlos.

El primero, llevar tacones imposibles al trabajo. El típico día de subibón total, de cita posterior, de hoy me siento alta… y claro, si sólo estás sentada, vale… pero como vayas al trabajo en transporte público… estás muerta antes de llegar. Y después, pues ni te cuento. Te pasarás los siguientes días con zapato plano, plano, plano…

El segundo, este sí que no lo he hecho, pero tengo amigas que sí. Coger la cuchilla de afeitar para el vello de la cara. Ahora todas decimos que no, pero en algún momento de la adolescencia alguien llegó a clase con una sombra extraña… pues si hay que hacerlo, cuanto antes. Así después podremos poner remedio.

El tercero, elegir un peinado que no nos favorece. Aquí incluso seguimos cayendo. Un mal consejo con las tijeras, y los siguientes meses te los pasarás odiando las peluquerías. Lo bueno, que el pelo crece. Lo mejor, que aprendemos y no pisaremos más esa peluquería.

El cuarto error, innovar con la ropa… este error creo que suele ser a todas las edades. En algún momento nos da por crear combinaciones imposibles, y solemos probar en sitios donde nadie nos conoce… lo malo es que como nadie nos diga el resultado… Creo que todas sabemos lo que es ver una foto que no deberíamos de años atrás… ay… las modas y nuestro cuerpo…

El quinto, uno de los más comunes: gastarnos lo que no tenemos en cosmética. Venga, abrir el armario y decidme qué crema comprásteis sólo por su nombre pero en verdad, nada de nada. O en maquillajes, que si un rimel, que si un esmalte, que si estos polvos, ay la brocha que leí… y llegas a casa… y ese día, pero el segundo y el tercer (cuando la emoción ya no está), recapitas y lo arrinconas todo. La esperanza de usarlos alguna vez es inversamente proporcional al lugar donde los guardas y a los ceros que los acompañan.

El sexto, suele pasar ahora que llegará el buen tiempo. Dietas que no están reguladas, y que nos pueden hacer engordar y engordar sin orden. Revistas con malos consejos, una amiga a la que le fue bien, una famosa de la que nos fiamos…

Seis errores que nos alejan de nuestro poder arrebatador pero que solemos cometer. Sí, nadie es perfecto. ¿Te atreves a compartir tus errores?

Entradas RSS Comentarios RSS Acceder