Desde hace un par de años, los servicios de mensajería instantánea en teléfonos móviles han cambiado de manera significativa la forma en la que nos comunicamos. Amparados en este fenómeno, un grupo de emprendedores españoles se ha unido para darle una nueva de vuelta de tuerca a la idea con Spotbros, una aplicación para iOS y Android que combina las virtudes del exitoso Whatsapp con características más propias de una red social.

Una de las claves diferenciadoras de Spotbros es que, además de permitir la comunicación con los contactos del usuario, permite la interacción con desonocidos en momentos concretos y con finalidades determinadas. Este tipo de relación puede ser con personas que se encuentran cerca del usuario (shouts o gritos) o con grupos de chat públicos sin límite de miembros que crean los usuarios en una zona en concreto (spots).

Un shout es un mensaje que una persona envía a otros usuarios de Spotbros que están cerca de él. El mensaje llega a los 100 primeros usuarios en un radio de 1,5 kilómetrosy permite alertar de algo que se ha visto (un accidente, un atasco, un evento especial en un comercio…), pedir ayuda (para encontrar a un perro extraviado, localizar una parada de tren o autobús…) o solicitar recomendaciones (de restaurantes, bares, tiendas de ropa…), entre otras muchas posibilidades. Las personas que lo reciban pueden responder o hacer un re-shout para que el mensaje llegue a más gente.

Por otro lado, los spots son grupos de chat públicos sin límite de miembros creados por los propios usuarios en torno a una temática en particular. Los usuarios escanean la zona donde se encuentran y detectan los spots que otros usuarios han creado, observan el perfil y, si les interesa, se unen para compartir con sus miembros información sobre los temas que le interesen.

Estos puntos de conexión pretenden unir personas con intereses comunes. Spotbros pone como ejemplo claro del funcionamiento de este sistema el spot de “Aviso de controles”, donde más de 1.000 miembros están informándose en tiempo real de la ubicación de radares para evitar así las multas. Con este sistema, un político o un ayuntamiento podría hacer que un spot funcionase como un buzón de sugerencias ciudadanas. Otros spots que cita la compañía son los conformados por gente que busca compartir coche o los de trueques.

Etiquetas: , ,