La piel representa para nosotros una gran importancia, dado que es reflejo de cómo nos sentimos, estamos y aún más de cómo nos cuidamos además de ser una de nuestras mejores cartas de presentación. Exponemos algunas recetas caseras para mantenerse bellas, si tú quieres estarlo, entonces los siguientes tips te van a interesar.

Un buen exfoliante

Procede a mezclar una cucharada de miel y una de azúcar. Debe aplicartelos mediante movimientos circulares dejando actuar la preparación no menos de 15 minutos, 3 veces por semana y su resultado se verá de inmediato.

Compresas de pepino y limón para los efectos del desvelo

Prepara jugo de pepino y déjalo en el congelador al menos una hora. Luego agregarás un par de cucharadas de jugo de limón. Realizada la mezcla, coloca algunos trozos sobre el contorno de ojos.. Transcurridos 15 minutos enjuaga con agua fría y si lo deseas puede colocar aceite de almendras para re-hidratar la zona.

Adiós a las manos resecas

En un frasco coloca 300 ml de agua mineral y los pétalos de dos rosas. Lo agitas bien y lo dejas reposar reposar por 2 días. Luego procede a colar el líquido, separa los pétalos y agrega 5 cucharadas de glicerina. Revuélvelo bien y aplícalo en tus manos antes de acostarte.

Piel de porcelana

Vierte agua caliente en una tina y agrega cuatro litros de leche. Sumérgete en la bañera permaneciendo ahí por 20 minutos. Luego enjuaga tu cuerpo con agua templada. Proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y calcio son proporcionados en este baño de lujo.

Para combatir los excesos de sol

Aplica dos cucharadas de yogurt natural en la parte bronceada, después espera a que se seque por completo. Límpiate con agua para repetirlo una vez al día. Verás que la quemazón disminuye y también el terrible ardor en solo unos días.

¿Cambios de color?

Muchas veces el pigmento de la piel va cambiando por influencia del tiempo y diversos factores del medio ambiente. Para paliarlo mezlca claras de dos huevos y el jugo de un limón hasta formar una masa cremosa y aplicártelo todas las noches.

Una piel nada uniforme

Si el color de tu piel no es uniforme, debes cortar una papa por la mitad y con la zona recién cortada, darte un masaje por el área a aclarar. Déjalo actuar por unos minutos y enjuágalo con agua tibia. Repítelo todos los días por 2 semanas.

Piel muy seca

Para la piel seca, se recomienda mezclar en un recipiente pequeño tres cucharadas de yogurt natural, una yema de huevo y media cucharadita de miel. Se aplica esta preparación dejándola actuar por 30 minutos y se la retíra con agua tibia. En unos días tu piel comenzará a lucir hidratada.

Para una piel grasa

Si tu piel es grasa, aplasta con una cuchara 7 fresas hasta conseguir una especie de papilla, luego añade una clara de huevo batida y mézclalo bien. Aplícalo en el rostro y retíralo con agua tibia.

Adiós a las arrugas

Hazte un masaje todos los días sobre las arrugas y pliegues de la piel con un poco de mantequilla de cacao y aceite de aguacate. Las marcas se volverán menos notorias.

Etiquetas: , ,