Qué decir de viajar barato a Perú. Consigue hoteles baratos en Peru y disfruta de las mejores excursiones y paseos por Peru

Lo primero que se debe tener en cuenta es el número de días disponibles, esto está íntimamente relacionado con el presupuesto que se maneja. Luego el número de viajeros es un factor a tomar en cuenta pues a más viajeros hay mayores posibilidades de mejorar el precio a pactar. Otro de los factores a tomar en cuenta es la calidad de hoteles y tipo de habitaciones a elegir así como el tipo de medios de comunicación a utilizar. La vía aérea, en la gran mayoría de veces ahorra tiempo pero incrementa los costos del viaje.

A diario vemos a decenas de turistas con sus libros de viajes recorriendo el Centro Histórico de Lima: logran ubicar una que otra plaza principal o algunos edificios conocidos pero se pierden el 90% de los atractivos pues entre que se ponen a leer y caminan; pasan por delante de ellos sin siquiera admirarlos. Un experto guía local no solo le hará pasar momentos imperecederos sino sobre todo SEGUROS, que es algo que hay que recalcar a los viajeros. Por ejemplo Lima con 9 millones de habitantes es una ciudad en donde hay que tener especial cuidado en ciertas zonas u horas del día. Como toda ciudad grande

Hay otros detalles, pequeños pero importantes, como el hecho que aquí se negocia el precio del taxi antes de subir al carro y algún ahorro logrará el viajero si no tiene que ver a última hora su transporte del aeropuerto al hotel elegido. Las líneas de buses públicos aún son un caos y si por ventura un viajero extranjero las tomara sin mayor conocimiento, será la experiencia más traumática no así, si con la ayuda de un guía local se aventurara a tomar uno de los buses públicos: no solo será una experiencia inolvidable sino sobre todo segura.

Respecto a los hoteles, una hermosa web puede esconder algunas deficiencias que solo el operador local las sabe. Por otro lado, los cambios que se pueden dar en la rutas terrestres interprovinciales pueden afectar el normal desenvolvimiento del viaje de manera dramática. El tiempo es dinero y es probable que ignorar ciertos cambios, nos hagan perder días e incluso arruinar todo nuestro itinerario.

Qué diferencia hay entre un viaje organizado por voluntariosos viajeros conocedores del internet y otro organizado por expertos operadores locales: la respuesta es simple, no hay mejor conocedor de un país que un buen operador local. El viajero informado por internet finalmente se pasara horas y horas en su computador pero NO logrará finalmente conocer pequeños GRANDES DETALLES que hacen la DIFERENCIA A LA HORA DE PLANIFICAR UN VIAJE. El resultado será un viaje estandarizado, si lo programa sin ayuda de un operador local, sin mayor diferencia… todos los que viajan de esta manera tendrán similares experiencias y le repetirán lo mismo que usted recordará si viaja de esta manera. Un VIAJE A LA MEDIDA les dará POR SIEMPRE, recuerdos únicos e inolvidables.

En Perú, ustedes pueden convivir en comunidades andinas compartiendo labores agrícolas ancestrales y degustar una exquisita gastronomía en un restaurante 5 tenedores en el transcurso de un día. O pasear a orillas del mar y en 4 horas estar a 5,000 metros de altura. Toda esta información es probable que la encuentre en internet pero NO OLVIDE que nuestro país es impredecible en muchos sentidos: una protesta social o un suceso ocasionado por el cambio climático pueden arruinar unas hermosas vacaciones. El viajero que vino por su cuenta, en segundos se sentirá solo y sin saber qué hacer. Es ahí que recordará que el operador local, corresponsal de su agencia digamos en Navarra, NO ERA INNECESARIO y que el plus que pagaría por usar esos servicios se convierten más que en un gasto extra en un seguro de una hermosas vacaciones.

Etiquetas: , ,